«Episodio V: El Imperio contraataca» o cómo la perfección de la saga galáctica hízose realidad.

Episode V_poster
Bendito sea el mes de agosto, y no necesariamente por las esperadas vacaciones en Torrevieja, sino porque es hora de comentar la que, sin duda, es para mi… ¡¡la mejor película de la saga de Star Wars de todos los tiempos: El Imperio contraataca!! Y no solo para mi, somos muchos los frikis que coincidimos en que la mejor de todas es El Imperio… Sin ir más lejos, Kevin Smith, en su archiconocida Clerks (1994), lo expresó en forma de diálogo entre dos de sus protagonistas: “El Imperio es la mejor: a Luke le cortan la mano, descubre que Darth Vader es su padre, a Han lo congelan y parece que ha muerto… Es deprimente, la vida es así: una sucesión de finales tristes. En “el Jedi” solo había muñecos…”. Acompañadnos frikis en este viaje de casi 40 años hacia un mundo que estaba a punto de conocer una de las mejores frases cinematográficas jamás filmadas (entre otras frikadas…).

ADVERTENCIA “ANTI-SPOILERS”: SI AÚN ESPERAS QUE NO TE HAGAMOS “SPOILERS” DE UNA PELÍCULA QUE YA DEBERÍAS HABER VISTO UNOS CUANTOS MILES DE VECES, ES QUE AÚN NO TE HAS ENTERADO DE QUE DARTH VADER ES EL PADRE DE LUKE… ¡TE LO MERECES! 

Una historia perfectamente adictiva

El guión de El Imperio… es uno de esos que, como muy probablemente te pase con pelis del estilo de Los CazafantasmasLos Goonies, quieres volver a ver y a oír una y otra vez. La adicción que creó esta película en mi fue casi compulsiva… Entre mis 18 y 27 años quizá la veía un par de veces al mes… Somos muchos los frikis que nos sabemos de memoria línea por línea, plano por plano, compás por compás de la BSO de El Imperio… Y la razón de su adicción radica en su perfección tanto a nivel técnico como a nivel artístico.

Somos muchos los frikis que nos sabemos de memoria línea por línea, plano por plano, compás por compás de la BSO de El Imperio… La adicción que creó esta película en mi fue casi compulsiva.

Quizá uno de los aciertos más grandes fue que Lucas no se encargó esta vez de la dirección de la película sino que le pasó el testigo a un antiguo profesor suyo: Irvin Kershner, director de secuelas como El retorno de un hombre llamado caballo (1976), y que decidió profundizar más en la “psique”, es decir, en la psicología de los personajes y en sus motivaciones internas. Así pues, Luke ya no era aquel “palurdo” granjero de Tatooine, sino un héroe en pleno proceso de transformación. Han Solo tiene graves dilemas morales porque debe zanjar tratos con el gran capo del contrabando espacial, Jabba el Hutt (a quien no vemos en todo el film sino que solo oímos hablar de él: una excelente técnica narrativa usada para crear expectativas), al mismo tiempo que le coge cariño a la Rebelión y se va enamorando perdidamente de la Princesa Leia. Además, vemos perder a los rebeldes en la épica Batalla de Hoth, luchando contra un Imperio increíblemente sediento de venganza por la destrucción de la Estrella de la Muerte en el anterior capítulo de la saga… Es decir, que en este episodio todo fue mucho más rico, mucho más complejo y, sobre todo, mucho más oscuro que en el Episodio IV

Vader-on-Hoth-2
Darth Vader reaparece con un poder brutal en la primera secuela de la trilogía original… ¡¡Cómo flipamos todos los frikis viéndole destrozar la Base Echo del planeta helado Hoth!!

En el El Imperio Contraataca todo fue mucho más rico, mucho más complejo y, sobre todo, mucho más oscuro que en el Episodio IV

El equilibro perfecto entre comedia y tragedia

Esta saga “de las galaxias” siempre se ha caracterizado por el equilibrio perfecto entre comedia y tragedia. Aunque, sin duda, creo que en este episodio el balance entre ambas está en su justa medida. Todo el mundo sabe a estas alturas (y quien no lo sepa tiene un serio problema) que Han Solo no muere congelado en carbonita. Pero esta secuencia, al igual que casi en todas las que se desarrollan en la sofisticada Ciudad Nube de Bespin, son tan dramáticas como emocionantes. Estamos hablando de un película en la que literalmente vuelan por los aires a nuestro querido androide de protocolo C-3PO… Sin embargo, los momentos que se desarrollan dentro del Halcón Milenario son de los más divertidos de toda la saga. De hecho, Han Solo “lo peta” en esta película; frases como “Me quieres porque soy un sinvergüenza…”, “¡Esto no es una cueva!” o “Chewie, hay que cambiar el acoplamiento negativo de energía…”, justo después de habérselo advertido el sabelotodo dorado, son divertidísimas. Y, como no, volveremos a recordaros (por si hay algún friki “despistao”) que la famosa réplica “Lo sé” al “Te quiero” de Leia, antes de ser congelado, fue cortesía de la improvisación de Mr. Harrison Ford en uno de los momentos más inspirados de toda su carrera como actor.

Además aparece por primera vez el mítico y malévolo Boba Fett; Yoda nos ilumina con su sabiduría sobre la Fuerza; nos vacila constantemente el “broda” Lando Calrissian y el final es uno de los más abiertos y emocionantes de cuantos haya visto jamás en una película. ¡Ah! Y Darth Vader es el padre de Luke… ¿Os hacen falta más pruebas…? Parafraseando otra vez a Kevin Smith: “¡¡El Imperio… es la mejor!!

En este episodio el balance entre comedia y tragedia está en su justa medida: los momentos en Bespin son tan dramáticos como divertidas las frases de Han Solo abordo del Halcón Milenario…

empire-strikes-back-finale
La estampa final de El Imperio… una de las más bellas y emocionantes no solo de la saga de Star Wars, sino de la historia del cine.

Texto por: SAS
Imágenes: ©LucasFilm/Disney

El frikinómetro:
Calidad artística: 10/10
Nivel de frikismo: 10/10
Valoración global: 10/10

Anuncios