¿Qué “darthmaules” (demonios) está pasando con la última de Star Wars (Los últimos Jedis)?

STAR_WARS_last-jedi
Está creando sectorización y polaridades extremas entre los propios fans de la saga creada hace ahora exactamente 40 años por George Lucas. Pero, ¿por qué? Un seguidor de nuestro programa, Simón Puerta, ha tenido la amabilidad de enviarnos un texto a nuestro correo electrónico: frikinonplusultra@gmail.com explicándonos este fenómeno singular que está sucediendo con el filme de Rian Johnson Los últimos Jedi y que a continuación le publicamos. ¡Muchas gracias por tu texto, Simón! ¡¡Animaos a enviarnos vuestras “friki-reflexiones” y presumid de frikismo!!

ADVERTIMOS DE CONTENIDO DE SPOILERS. ¡¡ASÍ QUE PARAD DE LEER INMEDIATAMENTE SI AÚN NO HABEIS VISTO LA PELI: NO QUEREMOS QUE NOS ODIEIS!!

Por qué Los últimos Jedi está creando la verdadera “Guerra de las galaxias”.

¡Hola, amigos de Friki Non Plus Ultra!  En primer lugar: ¡enhorabuena por vuestro programa! Me divierto mucho respondiendo las preguntas que hacéis antes que los concursantes delante de mi ordenador. Lástima que no grabéis el programa en mi ciudad: Burgos, ya que me encantaría participar. A ver si algún día me escapo para Barcelona, me dejo caer por la tienda de cómics Continuará y os encuentro por ahí. ¡Sería muy divertido poder participar en vuestro programa!

Star-Wars-Last-Jedi-Worst-Parts
Los personajes más odiados de Episodio VIII: Rose (Kelly Marie Tran) y Finn (John Boyega).

Los últimos Jedi está creando polaridades extremas entre los propios fans de la saga, creada hace ahora exactamente 40 años por George Lucas.

En fin, ¡a lo que iba! Recientemente, he visto Los últimos Jedi, tras haber tenido que oír críticas de todo tipo: buenas, malas, regulares y, sobre todo, pésimas. Después de haber pensado detenidamente en la peli, me gustaría daros mi propia opinión sobre ella. He de decir primeramente que me considero muy fan de la saga de Star Wars y que, posiblemente, esta crítica no será del todo objetiva por esta razón. Pese a ello, intentaré escribirla de la manera más neutral que me sea posible.

_20180125_095002
“Los últimos Jedi” está siendo sistemáticamente comparada con el clásico de Ridley Scott, “Blade Runner” debido a la falta de comprensión sobre sus ideas filosóficas.

La gente despotrica de lo que no suele entender. En este sentido, Los últimos Jedi me decepcionó ligeramente porque no la entendí en un primer visionado como sucedió en su momento con el clásico de Ridley Scott, Blade Runner.

La primera sensación que tuve tras ver Los últimos Jedi fue una ligera sensación de decepción, y en ese momento no sabía por qué: acababa de ver una peli alucinante de Star Wars aunque me sentía un poco confundido… En ese momento pensé: ¿qué “darthmaules” (refiriéndome a la palabra “demonios” en terminología propia de las galaxias) me está pasando con esta peli? Por suerte, luego pude contrastar que no fui el único con esa sensación tras ver el Episodio VIII. Tengo 28 años y no viví el estreno original de Blade Runner, pero he leído críticas que comparan estas dos pelis. El clásico de Ridley Scott fue muy criticado en su momento, al igual que lo está siendo este episodio dirigido por Rian Johnson y creo que la gente despotrica de lo que no suele entender. Ahora sé a qué fue debida esa cierta decepción al verla: a que no la entendí en un primer visionado.

star-wars-the-last-jedi-details-new-planet-canto-bight-1000423-1280x0
Miembros de la aristocracia espacial vista en el casino del planeta Canto Bight, uno de los fragmentos más vilipendiados del Episodio VIII pero que, sin embargo, funciona de maravilla.

En Los últimos Jedi, Johnson no solo expande enormemente el universo creado por George Lucas, sino que mejora mucho el trabajo que realizó su predecesor, J. J. Abrams.

Tras un segundo visionado (por cierto, la versión original es muy superior a la doblada al español), supe apreciar mucho mejor todos los matices filosóficos y las vueltas de tuerca que Johnson ha hecho con este episodio en concreto de la saga y creo, sinceramente, que aunque lo hayan lapidado por sus decisiones (Mark Hamill incluído en el momento del rodaje), Johnson ha decidido ir por el camino difícil: es decir, por el bueno. El despertar de la Fuerza estuvo bien para desempolvar la vieja saga, pero no aportaba mucho más de nuevo al fantástico universo creado por George Lucas. Sin embargo, en Los últimos Jedi, Johnson no solo expande enormemente ese mismo universo sino que mejora mucho el trabajo que realizó su predecesor, J. J. Abrams. Por ejemplo, el planeta Takodana visto en el Episodio VII, guarida de Maz Kanata (personaje, por otro lado, totalmente prescindible) fue una copia mala del Palacio de Jabba el Hutt, aunque el casino interespacial de Canto Bight visto recientemente en el VIII ha sido algo totalmente nuevo en la saga de Star Wars y que he agradecido mucho por su originalidad. Creo que es la digna sucesora de la Cantina de Mos Eisley, parecía estar viendo una peli de James Bond, lo único que en este universo en particular. Comprendo que haya gente que esto no le haya gustado, a mi personalmente me ha funcionado de maravilla ya que plantea enfoques morales nuevos a la cuestión de la guerra. Otra cosa que se ha criticado duramente fueron los nuevos personajes como Rose (la chinita simpática de la Resistencia) o el misterioso líder Snoke (visto como holograma en el anterior episodio). Rose te puede caer mejor o peor pero funciona en el conjunto de la peli. Lo que más me ha confundido ha sido ver la aniquilación tan rápida de Snoke, ¿no era tan poderoso? Eso quizás tenga explicación en el siguiente Episodio IX que, al igual que el VII, volverá a dirigir J. J. Abrams.

star-wars-the-last-jedi-snoke-throne-room-darth-vader-1069043-1280x0
La impresionante cámara del trono de Snoke plantea uno de los mayores reproches por la comunidad de fans a la última de Star Wars..

Hasta que no llegue ese momento, en 2019, la comunidad de fans está dividida entre los detractores de Los últimos Jedi y los defensores de este episodio, el cual ha producido una guerra entre neófitos y expertos en Star Wars. A partir de aquí, que cada cual extraiga sus propias conclusiones. Texto por: Simón Puerta. 

Si queréis que os publiquemos vuestra “friki entrada” enviadnos vuestros textos en formato Word (.doc) a: frikinonplusultra@gmail.com. ¡¡En FNPU os damos voz, frikaz@s!!

Anuncios

Los 8 momentos más frikis del Episodio VIII de Star Wars: “Los últimos Jedi”

advertencia-spoilerman

¡Saludos frikaz@s! Por fin se estrenó el Episodio VIII: Los últimos Jedi de nuestra siempre friki y entrañable Star Wars y con máxima expectación fuimos a verla el pasado domingo 17 de diciembre, dos días tras su estreno mundial. Esta parte, además de ser la más larga en duración de toda la saga, es también una de las más frikis. A continuación, como 8 son los episodios realizados hasta el momento, homenajeamos asimismo el número con 8 grandes frikadas que hemos hallado en esta cinta dirigida por Rian Johnson.

ATENCIÓN: SPOILER-MAN TE HA AVISADO ANTES, PERO A PARTIR DE AHORA VAMOS A SPOILEAR LA PELI A BASE DE BIEN. ASÍ QUE, ¡¡AVISAD@S QUEDAIS!! 

star-wars-8-cartel2-b
1) Las inesperadas “enseñanzas” del maestro Luke Skywalker

En este nuevo episodio de la saga Star Wars:  Episodio VIII – Los últimos Jedi podremos ver (y oír hablar) por fin a Luke Skywalker, el protagonista de la primera trilogía, es decir, de los episodios IV, V y VI  viendo así que es otro tipo de personaje y que optó por el autoexilio tras la subida al poder de la Primera Orden. Rey persistirá en recibir sus enseñanzas como aprendiz de Jedi pero Skywalker le resultará un hueso duro de roer. ¿Por qué? ¡Mirad la peli, hombre! Lo más importante de este primer punto es haceros notar el cambio de perspectiva en el personaje de Luke Skywalker, interpretado por Mark Hamill a sus 66 años, edad ideal para dar vida a un sabio maestro Jedi. Pero quizás un maestro no tenga que “enseñar” precisamente sino que tan solo “mostrar”. A propósito del cambio de perspectiva en el personaje de Luke, recientemente el actor que lo interpreta, Mark Hamill, se ha disculpado en su cuenta de twitter ante el director de la cinta Rian Johnson. Hamill estuvo en discrepancia durante todo el rodaje con las indicaciones de Johnson y este se lo dijo claramente a su director, pero Johnson se mantuvo firme. Tras haber visto el resultado final, Hamill parece haberse retractado y la ha calificado de: “GRANDE”.

2) ¿Poe Solo o Han Dameron? 

poe-star-wars-the-last-jedi-5k-vb-1920x1200

Poe desempeña el rol que en su día hizo Han Solo: es el nuevo aventurero galáctico guaperas e indomable.

Sin duda alguna, es uno de los personajes con más claramente “marca Star Wars” de la nueva precuela: Poe Dameron (Oscar Isaak), que en el anterior Episodio VII tampoco se lucía demasiado. En esta entrega, no obstante, borda su papel y se revela en protagonismo hasta casi por encima de Rey y de sus dilemas paternos. En estos momentos se ve cómo Poe desempeña el rol que en su día hizo Han Solo (Harrison Ford, en sus años mozos) y que ahora, tras su carencia debido al parricidio de Kylo Ren, le toca interpretar al nuevo aventurero galáctico guaperas e indomable que enloquece a toda aquella fémina que se cruza en su camino. Atención a sus líneas de texto tan frikis como contundentes: “¿Permiso para coger mi X-Wing y hacer volar algo?”

3) Canto Bight, la nueva cantina de Mos Eisley 

Por los comentarios de la gente, la ciudad de Canto Bight, situada en el planeta Cantonica, además de ser la ubicación de uno de los casinos más lujosos de toda la galaxia, en general no ha gustado demasiado. Sin embargo, a los que hacemos este humilde blog, ávidos frikis en la mitología Star Wars, ¡nos ha encantado! Canto Bight es el claro heredero de lo que en su día nos mostró George Lucas en el Episodio IV en la famosa secuencia de la cantina de Mos Eisley (donde hay la polémica escena entre Han Solo y Greedo y el famoso meme “Han shot first”/”Han disparó primero”). Seguro que en futuro dará mucho más de qué hablar este “antro” para ricos espaciales, y pronto veremos miles de cómics y novelas tituladas, por ejemplo: “Tales from Canto Bight” o bien “The Canto Bight’s Casino Stories” u otros tantos nombres posibles para expandir aún más esta rentable franquicia.

4) Los nuevos guardias rojos pretonianos del “gran” líder Snoke

90577

Rey y Kylo Ren lucharán codo a codo contra la nueva guardia roja pretoniana modelo “fashion red de Playmobil” de la Primera Orden, una especie de “ninjas vermellones del espacio”, evolución de la guardia roja del Emperador Palpatine.

¡No me jodas, Rian! ¿Acaso el “gran” líder Snoke no era la recontrahostiaput*? Pues Kylo se lo carga en un pim-pam-pum y de la manera más tonta (ya lo veréis, frikis, ya lo veréis…) Aunque lo que más mola de la secuencia en sí es el duelo que tienen Rey y Kylo codo a codo contra la nueva guardia roja pretoniana modelo “fashion red de Playmobil” de la Primera Orden. El diseño teatral de la secuencia, enmarcado por ese enorme ciclorama en rojo destruyéndose lentamente mientras los dos enemigos luchan juntos contra los “ninjas vermellones del espacio” (evolución de la guardia roja del Emperador Palpatine) que parecen haber salido de “Kill Bill vol.3” (sic), es de lo más friki de la peli y, quizás, hasta de lo que llevamos de nueva trilogía.

5) El “retorno” de Leia 

Vale que todo el mundo nos quedamos “flipando” en el mal sentido de la expresión cuando vimos esto en pantalla: Leia flotando en la inmensidad del espacio y, de repente, reviviendo, cual virgencita de Guadalupe, mientras vuelve a la nave destrozada (¡atención: y sin perder presurización en la nave!). Fue la fantasmada más grande de toda la película, y creo que hasta resulta innecesaria, pero ahí se quedará como uno de los momentos más “mesiánicos” de todos los que hemos visto en el conjunto de la saga… ¿Un anticipo de la muerte real de Carrie Fisher y que quizá, desde la ultratumba, quiso dejar la actriz el legado de su personaje en las pelis de Star Wars…?

6) El crucero “kamikaze” de la Resistencia

Personalmente, la escena que más me flipó de toda la peli fue cuando la vicealmirante Holdo (interpretada por la “jurásica” Laura Dern) decide quedarse en el crucero de la Resistencia y proteger a los transportes que están siendo devastados por el superdestructor de la Primera Orden realizando una acción suicida: pasar al hiperespacio en plena trayectoria del superdestructor y partiéndolo así por la mitad. Una de las acciones más frikis y valerosas jamás vistas en cualquier película de la saga y digna de que pase a lo anales de la historia de las galaxias como uno de los mejores momentos.

7) La batalla “salícia” de Crait 

03ad646ef41d4eb5b2fc98493f12b41f

La batalla de Crait llega tarde en la historia pero resulta dramática y espectacular.

De acuerdo que llega tarde en la historia y cuando ya estamos “empachados” de peli, pero la batalla en el planeta de sal, Crait, recuerda estilísticamente a la de Hoth pero añadiósele el rojo dramático del combustible de los destartalados motores de los Ski Speeders que van soltando al ir avanzando inexorablemente hacia los transportes de la Primera Orden. La batalla es espectacular y está decorada por los siempre efectivos TIE Fighters (versión en blanco) y por el entrañable Halcón Milenario que, tripulado por Chewbacca, hace las mil y una piruetas de siempre como es de rigor en toda buena peli de Star Wars que se precie.

8) La ira de Kylo Ren 

¡Ya ves como mola cuando se cabrea el “neng” este de las melenas! Se está ganando a pulso la etiqueta del “Son Gohan de las galaxias”… Mucho cuidado con Kylo que en esta, su segunda aparición en la gran pantalla, ha vuelto con mucha más mala leche que en la anterior entrega. En el Episodio VIII, Kylo tiene momentos memorables como cuando, en un ataque de rabia inducido por el desprecio del “gran” líder Snoke, destroza su máscara de macarra, o bien, cuando grita: “¡Más! ¡Más! ¡MAS!” al acribillar desde su transporte a Luke Skywalker en el blanco planeta Crait y tiene que ser refrenado por el antipático General Hux. La verdad es que Adam Driver en esta ocasión ¡se lo ha “currao”! A ver si el inútil en el VII, en vez de él, era su director J.J. Abrams… Texto por: SAS

El frikinómetro:
Calidad artística: 7/10
Nivel de frikismo: 8/10
Valoración global: 7.5/10

Friki Doc’s 1 – “Series extrañas”: un breve repaso por la sci/fi y el terror televisivo

Desde FNPU no nos cansamos de inventarnos secciones para hablar de lo que más nos apasiona: ¡las frikadas! Damos la bienvenida a nuestra experta documentalista Melania Rosario de Todos los Santos que nos trae, en esta primera ocasión, un interesante documental sobre las series televisivas más míticas de ciencia ficción y terror, ahora puestas de moda por el estreno de la segunda temporada “Stranger Things”. ¡Ser friki es ser intelectual! FNPU

“Stranger Things 2”: forzando una máquina que sabe aguantar.

advertencia-spoilerman

Con mucha alegría, hemos recibido en el mail de nuestro programa/blog: frikinonplusultra@gmail.com, un artículo muy friki de Roberto Cabeza dedicado a la segunda temporada de la estupenda y friki serie “Stranger Things” que a continuación le publicamos. ¡Muchas gracias Roberto por tu friki sabiduría y tu buen texto! ¡¡Esperamos recibir más!! ¡¡Así que animaos, frikarr@s!! FNPU

¡Hola amigos de Friki Non Plus Ultra! Ante todo, felicitaros por el estupendo trabajo que hacéis de revalorización de lo que se ha llamado de manera despectiva como “cultura friki”. Creo que somos muchos los frikis, pero más aún los que “todavía no han salido del armario” y creo que iniciativas como la vuestra son bonitas para hacer llegar nuestros particulares gustos a los demás “no frikis” y normalizarnos. 😀

2vHWBifL_aI

Lo cierto es que, si esta segunda temporada ha cumplido casi todas mis expectativas, he notado una ligera “involución” en la serie un tanto inquietante.

Dicho esto, empiezo con mi crítica de “Stranger Things 2”. Devoré, la primera temporada el mismo día de su estreno en Netflix con entusiasmo por el gran trabajo que hicieron los hermanos Duffer, ya que me considero un gran seguidor de toda la cultura propia de la década de los ochenta (la cual creo que es la base de la cultura “friki” tal cual la conocemos hoy en día). Así que vi un par de veces más la primera temporada esperando con fervor el estreno de la segunda y lo cierto es que, si esta segunda temporada ha cumplido casi todas mis expectativas, he notado una ligera “involución” en la serie un tanto inquietante. Me explico…

Me encanta que “Stranger Things 2” vuelva a ser la digna sucesora de “Los Goonies”, de “E.T.” o de “El club de los cinco”, e incluso aún me encanta más que, en esta segunda temporada, hagan referencias a pelis tan genuinamente ochenteras como “Cazafantasmas”, “Poltergeist” o “Regreso al futuro”, pero creo que eso es un poco excesivo durante esta segunda temporada y entonces se convierte en un abuso. Me gustó mucho, sin embargo, que los Duffer Brothers sigan el mismo patrón que James Cameron usó al momento de rodar “Aliens”, la continuación de “Alien, el octavo pasajero” de Ridley Scott: entonces ya no era sólo un Alien, ¡sino todo un ejército! De la misma manera, los Duffer Brothers han usado ese mismo patrón para la segunda de “Stranger Things”: ahora ya no hay un solo Demogorgon, (atención, spoilazo: ¡hay un montón!).

Stranger-Things-Season-2-1200x520
Dustin, Mike y Lucas (los niños estrella de “Stranger Things”) disfrazados para celebrar la fiesta de Halloween en el instituto con los monos de los Cazafantasmas, una referencia absoluta y muy “friki” al cine de los 80.

La segunda temporada de “Stranger Things” sigue teniendo referencias genuinamente ochenteras como “Cazafantasmas”, “Poltergeist” o “Aliens”.

Sobre los nuevos personajes decir que funcionan tanto en su forma como en su contenido, aunque algunos más que otros… La “frikada” más grande, por decirlo bajo nuestros propios términos, es ver a Sean Astin (el Mickey de “Los Goonies” o el Sam Sagaz de “El señor de los anillos”) interpretar a Bob Newby, el nuevo novio de Winona Ryder (Joyce), un antiguo compañero de instituto y que actúa como el “nerd” de la función. Se ve que el papel que tiene Astin fue ampliado a última hora ya que los creadores de la serie se enamoraron de la personalidad del actor tanto dentro como fuera del rodaje.

-6PCyFVdKshl
A la izquierda, Sean Astin (Bob Newby), el novio “nerd” de Joyce; a la derecha Paul Reiser (Dr. Owens), el científico loco, dos actores míticos de los años 80 resucitados por los Duffer Brothers para “Stranger Things 2”.

Otra leyenda que los guionista reviven de los ochenta para esta segunda temporada es al actor Paul Reiser, el odioso Carter Burke de “Aliens” (notamos aún más así la referencia del filme de Cameron de 1986). En “Stranger Things 2”, Reiser interpreta al Dr. Owens, el médico que trata el “raro” caso de Will y lo cierto es que realiza un buen trabajo haciendo este rol.

Para esta segunda temporada de “Stranger Things”, los Duffer Brothers resucitaron a actores míticos de los años 80 como Sean Astin o Paul Reiser.

Mención a parte merece el personaje de Max, que además tiene su propio episodio, más en concreto el primero de la segunda temporada titulado “Madmax” (y, como no, otra referencia al cine de los 80, hacia el famoso filme interpretado por Mel Gibson del que se rodaron varias pelis). Pues el personaje de esta chica, interpretada por la joven actriz Sadie Sink, viene a ser la nota discordante entre el grupo de chicos llenos de hormonas que rivalizan por captar su atención. Max es la típica niña marginada, la nueva del instituto, con un pasado un poco turbio. Me recordó mucho al personaje que interpreta Jena Malone en la peli “Donnie Darko”. Además, los guionistas la hacen encajar en el grupo de niños “raritos” porque Max es la que bate un récord en una máquina recreativa de la sala de videojuegos de Hawkins, ¡más “friki” imposible! En parte está muy bien el personaje de Max, sin embargo hay momentos en el guión en que esta permanace en el grupo de una manera un tanto forzada, sobre todo cuando aparece la reina Eleven cuyo desprecio hacia Max es absoluto. ¿Por qué será…? ¡No quiero haceros más spoilers!

Max es la típica niña marginada que los guionistas hacen encajar en el grupo para crear discordancia entre los chicos.

max2
Max (Sadie Sink), un nuevo personaje algo ambiguo dentro de la segunda temporada del serial “Stranger Things” que funciona muy bien a ratos…

En general decir que “Stranger Things 2” me ha gustado bastante, a pesar que los responsables de ella quizá hayan querido forzar un poco la maquinaria. ¡Pero la máquina les ha respondido! ¡Estoy seguro que en una segunda maratón de la serie esos pequeños chirridos apenas se notarán!  Texto por: Roberto Cabeza

Si queréis que os publiquemos vuestra “friki entrada” enviadnos vuestros textos en formato Word (.doc) a: frikinonplusultra@gmail.com. ¡¡En FNPU os damos voz, frikaz@s!!